Calefacción

Radiadores de acero (baterías) para calefacción: tipos, pautas de selección

Radiadores de acero (baterías) para calentar

El tema de la calefacción es uno de los más candentes. Y no necesita palabras adicionales: todos entienden que la sensación de comodidad en la habitación (y no importa si se trata de un apartamento, casa, oficina o institución cultural) «viene» junto con el ambiente de temperatura óptima. El sistema de calefacción es «funcional» similar al sistema circulatorio humano: cada «órgano», cada detalle también es importante aquí. Hablemos hoy sobre los elementos insustituibles del sistema de calefacción: los radiadores, es decir, sobre su variedad de acero. Acero radiadores de calefacción popular en todo el mundo. Pero incluso hace dos o tres décadas, ¡»decorar el interior» solo permitía muestras de hierro fundido! Hoy, la elección de los dispositivos metálicos es tan grande que mis ojos se abren de par en par. En consecuencia, se requiere un análisis competente para tomar la decisión correcta..

Contenido

  • Características de los aparatos de calefacción de acero.
  • Diseño de radiador de acero
  • Presión laboral
  • Higiene, cuidado fácil
  • Opciones de instalación ilimitadas.
  • Apariencia elegante
  • Ventajas y desventajas de las baterías de acero.
  • Radiadores tubulares de acero
  •  

    Características de los aparatos de calefacción de acero.

    ¿Qué tienen de bueno las baterías calefactoras de acero? ¿Qué características los distinguen entre los análogos en el mercado??

    Diseño de radiador de acero

    Son fáciles de fabricar; en consecuencia, el precio minorista es más que satisfactorio. El diseño simple le permite elegir un radiador de un tamaño satisfactorio para cada habitación en particular. Sus diferentes alturas y anchos son una oportunidad para «integrar» armoniosamente el dispositivo en cualquier interior.

    Radiadores de panel

    La presencia de radiadores de panel de acero de varios tamaños le permite encontrar la mejor opción con las características requeridas.

    Presión laboral

    Gracias al uso de acero inoxidable, los radiadores pueden soportar una presión de trabajo bastante alta. Aunque ellos, a diferencia del hierro fundido, no necesitan uno. Esto hace que las muestras de acero sean ideales para edificios individuales con calefacción local..

    El sistema local no proporciona una presión interna críticamente alta, por lo tanto, el equipo cumplirá de manera efectiva y sin problemas las tareas que se le asignaron durante muchos años..

    Higiene, cuidado fácil

    Una superficie lisa se lava fácilmente, no se acumulan toneladas de polvo y lavarla es un placer. Los radiadores no se pueden «tomar – empujar hacia atrás – lavar (limpiar) – poner en su lugar». Por lo tanto, la capacidad de limpiar fácilmente dicho dispositivo es una característica bastante importante..

    La gran mayoría de los elementos modernos de acero calefactor están recubiertos con una capa especial repelente de la suciedad con protección antibacteriana..

    Opciones de instalación ilimitadas.

    Varias opciones de conexión (en particular, el lado inferior) permiten el uso de radiadores de acero en lugares extravagantes de difícil acceso, donde los «competidores» en el mercado a menudo ni siquiera entran.

    La comunicación estándar y los elementos de montaje hacen que la instalación del equipo sea rápida, confiable y robusta de manera estándar..

    Apariencia elegante

    Sin mencionar que esta ventaja es simplemente imposible. Hoy puede encontrar un radiador de acero de casi cualquier color, e incluso en una solución de construcción audaz. Un dispositivo seleccionado correctamente no solo puede calentar la habitación, sino también enfatizar su diseño. Organícelos horizontalmente, verticalmente o incluso en ángulo. Incluso hay radiadores curvos, que repiten la forma de paredes no estándar. Con los radiadores de acero no puede limitar su imaginación: los equipos se pueden colocar no solo en las paredes, sino también en el piso, el techo.

    Radiador tubular de acero

    Radiador tubular de acero: versión de radio

    Hay dos tipos de radiadores de acero: panel y tubular. Su principal diferencia, naturalmente, es estructural..

    Ventajas y desventajas de las baterías de acero.

    Los radiadores de panel atraen a los clientes, principalmente debido al diseño sobrio pero al mismo tiempo elegante; Buena «capacidad de calentamiento» y precio razonable. Dichos dispositivos combinan con éxito las propiedades de los radiadores seccionales y de convección. El equipo generalmente se lleva a cabo de acuerdo con un esquema estructural único. Cada uno de los paneles está soldado de dos placas de acero. El grosor de las placas es de 1.2-1.5 mm. Están conectados entre sí por soldadura eléctrica (punto); contener canales estampados con refrigerante circulando a través de ellos.

    Una de las ventajas más importantes de los radiadores de panel es la capacidad de seleccionar sus diversas dimensiones en función de sus necesidades. Hay muchas configuraciones de estas baterías: la altura del equipo puede variar entre 200-900 mm, longitud – entre 400-3000 mm.

    La mayoría de los modelos están dotados de un delineador lateral «tradicional», algunos tienen un.

    Radiador de panel de acero

    Panel radiador seccional de acero

    Los radiadores de calefacción de acero también se producen con dos o tres paneles combinados en paralelo: estos dispositivos tienen una mayor transferencia de calor. Es cierto que con tal diseño, el equipo transfiere calor exclusivamente a los planos externos, por lo tanto, las placas en forma de U están soldadas a todas sus superficies internas. Por lo tanto, la superficie de transferencia de calor aumenta: los planos internos funcionan como un convector. La proporción de calor por convección es 70-75%.

    Pero también hay desventajas. El peso de dicho radiador es casi igual al peso de una batería de hierro fundido del mismo tamaño. La cantidad de agua en el dispositivo es muy impresionante: se reduce la eficiencia del control de temperatura. Es bastante costoso limpiar el interior del radiador «apilado».

    Los radiadores de panel son propensos a la oxidación incluso en condiciones de funcionamiento satisfactorias..

    Sí, la corrosión es un inconveniente significativo de los electrodomésticos de acero. Las placas con un espesor de 1.2 mm son teóricamente capaces de soportar 12 años, pero en la práctica esta cifra es claramente menor. Como ya se señaló, las placas se sueldan utilizando el método de puntos: los puntos de soldadura se destruyen primero.

    Las habitaciones raramente visitadas y este equipo de calefacción son cosas incompatibles. Si descarga el agua, durante dos semanas a través del aire que ingresa al sistema dará un poderoso impulso a la corrosión. Para evitar un incidente tan desagradable, no se recomienda instalar radiadores de acero en un sistema de calefacción central.

    Las baterías del panel se caracterizan por una mayor resistencia hidráulica (la razón es la pequeña sección transversal de los canales de circulación); su punto débil son las soldaduras. A presiones superiores a 13 atm, pueden debilitarse o incluso colapsarse instantáneamente. Y el dispositivo en sí puede hincharse, romperse. Es por eso que los radiadores de acero son la mejor opción para sistemas cerrados (casas de campo, casas con estaciones térmicas autónomas) con la protección proporcionada contra golpes de ariete y refrigerante de alta calidad..

    Radiadores tubulares de acero

    Los radiadores tubulares se asignan en una clase separada de aparatos de calefacción. El interés en ellos está «alimentado» por una variedad de dimensiones y una gran cantidad de soluciones de diseño. Estos dispositivos son relativamente resistentes a las caídas de presión. Externamente, las baterías tubulares se parecen un poco al hierro fundido. Consisten en un colector superior e inferior interconectados por tubos verticales de acero..

    Banco de radiador tubular

    Banco radiador tubular en acero

    Se dividen a su vez en seccionales y no seccionales. Una amplia gama de modelos permitirá que el dispositivo de tubo de calefacción se convierta en una excelente adición al interior. El equipo se caracteriza por un alto nivel de seguridad: no tiene esquinas ni bordes afilados.

    Algunas muestras modernas de radiadores tubulares están recubiertas con polímero en el interior; este es un tipo de seguro contra la aparición de corrosión.

    Un inconveniente significativo de estos dispositivos es la baja transferencia de calor. Los sitios de soldadura por puntos tienden a gotear con el tiempo.

    Las baterías tubulares, así como las de panel, no deben usarse en edificios con calefacción central..

    En caso de duda, ¿vale la pena comprar radiadores de calefacción de acero? Las opiniones de los usuarios pueden ayudarlo en este asunto. Después de todo, la opinión de las personas que han probado un cierto tipo de equipo suele ser bastante objetiva: es imposible leer todos los matices operativos más velados en los textos del fabricante; por regla general, solo las ventajas sobresalientes.

    Al elegir aparatos de calefacción para su hogar o departamento, concéntrese en cuánto están específicamente adaptados a sus condiciones de operación, qué restricciones existen para ellos. Los radiadores de calefacción de acero serán una buena opción para el monasterio en caso de que pueda crear un «ambiente» óptimo para ellos y no permita situaciones de riesgo. Recuerde: un enfoque competente ayudará a superar cualquier problema controvertido.

    logo

    Leave a Comment